¿Cómo comprar de forma segura por internet?

Descubre los principales trucos...

Publicado: 14 Diciembre 2017

De cada vez cobran más importancia las compras online, de este modo se evitan las largas colas, especialmente en fechas señaladas como Navidad, Rebajas, el famoso Black Friday, etc. Aquí te presentamos una serie de trucos para que tus compras por internet no te den ninguna sorpresa desagradable.


1º Navega desde una conexión segura.

¿Desde dónde navegas para realizar tu compra? ¿Estás en casa? ¿En el trabajo? ¿En un bar? Si vas a introducir datos de pago, lo ideal es que navegues desde una red cerrada o compartida con personas de confianza. Procura evitar las wifis públicas y las conexiones abiertas de los bares. Como en casa, en ningún sitio.

2º Infórmate sobre el sitio en el que compras.

Si no lo conoces previamente, haz un esfuerzo y usa el sentido común. Si la página te parece sospechosa, quizá una búsqueda en Google "¿es seguro comprar en tal portal?" te pueda ayudar.

Los medios de contacto son muy importantes. Asegúrate que puedes contactar directamente con el vendedor y preferiblemente por teléfonos fijos. También son válidos otros medios como correos electrónicos, chat en línea y redes sociales.

Si estás navegando y repentinamente te solicitan tus datos financieros on-line o vía correo electrónico no contestes el correo ni hagas click en ningún enlace. Las empresas que venden por internet legítimamente no te pedirán información personal ni financiera por estos medios.

3º Navega de forma segura.

Esto no tiene nada que ver con el wifi, aunque pueda parecerlo. Una vez que hayas elegido el producto que quieres comprar y te hayas registrado, pasarás a hacer el pago. Fíjate en la barra de direcciones, en la parte superior de tu navegador, donde pone la dirección web en la que estás. Un sitio seguro aparecerá con un candadito verde cerrado. Además debes fijarte en la dirección. Si empieza por "https", significa que estás en una conexión privada y, por tanto, segura. Si solo empieza por "http", significa que tu conexión no es privada. Y si no es privada, no es un buen sitio para introducir tus datos de pago.

4º Formas de pago.

Si nunca has comprado por internet, a la hora de pagar es probable que prefieras hacerlo contra reembolso. Sin embargo, no desprecies las vías online, siempre que veas que son seguras. La opción más clásica es la de pagar con tu tarjeta de crédito, aunque también puedes ver otras opciones seguras como PayPal y Trustly.

Si quieres pagar con tarjeta pero no te hace demasiada gracia poner tus datos por miedo a los ojos enemigos, no te preocupes. Lo más probable es que tu banco te dé la opción de hacer una tarjeta virtual de un importe exacto (justo el dinero que quieres gastarte) y con una caducidad concreta (el día en que vas a hacer la compra). Esta es una buena forma de pagar sin exponer tus datos.

5º Cuidado con los precios sorprendentemente bajos y las súper ofertas.

¿Conoces el dicho de que si algo parece demasiado bueno para ser cierto, seguramente no lo sea? Si ves un producto a un precio tremendamente bajo, desconfía de manera automática. ¿Puede un iPhone 6 venderse por 80€? Si la oferta es de un timador, es probable que intente colarte alguna mentira como "la caja de estos iPhone perdió un precinto y por eso tenemos que venderlos baratos", pero no te lo creas. Ante la duda, usa el sentido común.

6º Comprueba la posibilidad de devolución.

Parece una tontería, pero este criterio sirve de gran ayuda. Cuando veas un producto, mira si hay posibilidad de devolución en caso de que no te satisfaga o te arrepientas al recibirlo. Si el aviso no está junto al producto, es probable que al final de la página haya un apartado llamado Política de devoluciones o similar. Si existe la posibilidad, ahí tienes un signo de confianza. En caso contrario no es aconsejable comprar. También recomendamos que te fijes en los gastos de envío y plazo de entrega. Las empresas que permiten el seguimiento del pedido son de mayor confianza.

RECUERDA: si al recibir tu pedido no estas satisfecho con el mismo tienes 14 días naturales para devolverlo. No tienes que dar ninguna explicación: simplemente ejerces tu derecho de desistimiento. Deben reintegrarte lo pagado en 14 días. Además los productos que compres por Internet tienen 2 años de garantía igual que cualquier otro producto comprado nuevo. Si hay algún defecto de fábrica, es responsabilidad del fabricante arreglarlo, cambiártelo por el mismo producto nuevo o bien devolverte lo que pagaste.

Esperamos que estos tips te ayuden con tus compras por internet. Si tienes cualquier pregunta sobre este tema no dudes en contactar con nosotros.

¡Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales!

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar