¿Cómo divorciarse?

Descubre los procesos contencioso o de mutuo acuerdo y sus implicaciones...

Publicado: 22 Junio 2017

¿Has decidido romper tu relación de pareja y no sabes qué pasos seguir? Debes tener en cuenta que si tenéis hijos en común debe realizarse el mismo proceso estéis o no legalmente casados. Veamos las dos opciones de divorcio que podemos encontrar:

Divorcio de mutuo acuerdo

pareja acordando divorcio

Se trata de un proceso más rápido, barato y de respuesta satisfactoria para ambos cónyuges, no hay ganadores o perdedores pues la solución al conflicto se ha acordado por ambas partes. En caso de haber hijos en común, éstos lo afrontan mejor ya que no presencian un gran conflicto entre los padres y la relación entre éstos es más cordial. Al tratarse de soluciones satisfactorias para ambas partes se cumplen mayoritariamente las medidas acordadas y existen menos incumplimientos de los pactos acordados.

En este caso debe redactarse un documento conocido como Convenio Regulador, se trata de un documento en el que se recogen las diferentes medidas en cuanto al uso y disfrute de la vivienda familiar, la guardia y custodia de los hijos menores, el derecho de visitas, la pensión de alimentos o la pensión compensatoria, así como el reparto de los bienes comunes (propiedades, cuentas bancarias, vehículos, ajuar doméstico, etc.).

Posteriormente se presenta dicho convenio en el Juzgado mediante una demanda de divorcio de mutuo acuerdo, y se acompaña el certificado de matrimonio así como el certificado de nacimiento de los hijos si procede. El Juzgado dará traslado al Ministerio Fiscal para que se pronuncie sobre los aspectos relativos a los hijos menores (no suele haber ningún inconveniente en los casos de mutuo acuerdo, simplemente se vela por el interés del menor), y tras ello se cita a las partes para ratificar el Convenio, esto significa manifestar la voluntad de seguir adelante con las medidas acordadas en el Convenio. Tras ello el Juez procede a dictar sentencia declarando el divorcio y homologando el acuerdo alcanzado entre las partes en cuanto a sus relaciones futuras (reparto de bienes, hijos...).

Divorcio contencioso.

pareja discutiendo divorcio

Se trata de un proceso de no acuerdo, por lo que se puede alargar mucho en el tiempo y requiere de asistencia a juicio, con lo que se incrementan los gastos de abogado y procurador.

Mediante este sistema cada parte realiza una propuesta de las medidas a acordar y el Juez decide qué se debe hacer. La respuesta del Juez puede generar la sensación de ganador o perdedor y puede no resultar satisfactoria para ninguna de las partes, lo que provoca mayor número de incumplimientos de las medidas acordadas, y es muy habitual que si hay hijos sufran el conflicto existente entre los padres.

El procedimiento se inicia mediante la demanda por parte de uno de los cónyuges, y éste realiza su propuesta de medidas a acordar. El Juzgado da traslado a la otra parte para que realice su propuesta y también se da traslado al Ministerio Fiscal para que se pronuncie sobre las medidas relativas exclusivamente a los hijos menores. Tras ello se cita a todas las partes para la celebración de juicio, se practican todos los medios de prueba que se consideren adecuados (entre ellos escuchar a los hijos mayores de 12 años o que tengan suficiente madurez) y posteriormente el Juez dictará una sentencia declarando el divorcio y decretando las medidas que crea convenientes en cuanto al resto de aspectos derivados de la ruptura matrimonial.

El divorcio contencioso, puede transformarse a mutuo acuerdo en cualquier momento del proceso, siempre que se acompañe la propuesta de convenio regulador firmada por ambas partes, a partir de ese momento el Juez procederá como si se tratara del proceso de mutuo acuerdo, citando a la ratificación de la medidas acordadas y dando traslado al Fiscal si procede.


10 PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE EL DIVORCIO


1. Soy el propietario de la vivienda familiar al 100%, ¿pueden obligarme a salir de la casa?

La atribución de la vivienda familiar no depende de quién es el propietario, sino de quién tiene mayor necesidad de la misma, o dicho de otro modo de quién tiene menos recursos económicos, y siempre primando el bienestar de los hijos si los hay, por lo que puede darse la situación en que se atribuya el uso de la vivienda al progenitor que tenga la guarda y custodia de los hijos aunque no sea propietario de la vivienda.

2. ¿Cuándo puedo recuperar mi vivienda?

Mayoritariamente se suele determinar que se recupere el uso y disfrute de la vivienda cuando los hijos sean económicamente independientes, aunque esta situación puede adelantarse si el progenitor custodio viene a mejor fortuna y/o el propietario de la vivienda no tiene recursos suficientes para subsistir.

3. ¿Cómo se abonan los gastos relativos a la vivienda?

Los gastos relativos a consumos (agua, luz, pequeñas reparaciones debidas al uso) deberán ser abonados por el cónyuge que esté viviendo en el domicilio familiar (como si de un alquiler se tratase), mientras que los gastos derivados de la mera propiedad (IBI, tasa de basuras, comunidad, reparaciones por conservación del inmueble) deberán ser satisfechos por el propietario. No obstante siempre puede llegarse a un acuerdo para repartir dichos gastos.

Por lo que respecta al pago de la hipoteca siempre dependerá de lo acordado con el banco.

4. ¿Cuándo tengo derecho a una pensión compensatoria?

La pensión compensatoria tiene la función de indemnizar al cónyuge que se ha dedicado al hogar o al negocio familiar y ha dejado de percibir ingresos del trabajo debido a esa dedicación, y que tras la ruptura matrimonial tiene un desequilibrio económico importante en relación a su situación antes del matrimonio. La pensión compensatoria puede ser un importe a tanto alzado o tratarse de una renta mensual durante un tiempo determinado y viene fijada de acuerdo a los ingresos del obligado a pagarla.

5. ¿Cuándo se deja de pagar la pensión compensatoria?

Se dejará de tener derecho a esta pensión una vez alcanzado el tiempo pactado o bien cuando el beneficiario de dicha pensión venga a mejor fortuna o tenga una nueva relación sentimental, o cuando el obligado al pago vaya a peor fortuna y no tenga medios para satisfacerla.

6. ¿Cómo puedo tener la custodia compartida de mis hijos?

pareja discutiendo hijo triste

En el proceso de mutuo acuerdo se otorgará siempre que así se solicite por los progenitores, mientras que en el proceso contencioso depende de múltiples factores, tales como la relación existente entre los padres, el bienestar del menor y en algunos casos la distancia entre los diferentes domicilios de los progenitores. Si te interesan los criterios seguidos para conceder la custodia compartida te invito a leer el siguiente artículo.

7. ¿Qué debo pagar en concepto de alimentos para mis hijos? ¿Qué incluye la pensión de alimentos?

El importe de la pensión de alimentos viene determinado por los ingresos de los progenitores, el nivel de vida de los hijos dentro del matrimonio y los gastos ordinarios que éstos generan tras la ruptura. Si bien es cierto que existen unas tablas con importes orientadores según los ingresos de los progenitores y de acuerdo al municipio en el que se reside, éstas no son vinculantes y se valoran otros aspectos para determinar el importe de la pensión de alimentos.

En la pensión de alimentos se incluyen los gastos por comida, habitación, higiene personal, ropa, educación obligatoria y asistencia médica pública.

8. ¿Cómo se abonan el resto de gastos relativos a los hijos?

Los gastos de los hijos no incluidos en la pensión de alimentos se conocen como gastos extraordinarios, y a modo de ejemplo éstos pueden ser:

  • Clases de repaso necesarias para el correcto desarrollo
  • Actividades extraescolares autorizadas por ambos progenitores
  • Necesidad de aparatos dentales, gafas, prótesis, etc.
  • Libros, material escolar, matrícula o uniforme

Lo habitual es que estos gastos se abonen al 50% entre los progenitores, no obstante existen excepciones que no detallaremos aquí para no extendernos debido a la múltiple casuística que puede existir.

9. ¿Cuándo se deja de pagar la pensión de alimentos?

La pensión de alimentos no se extingue con la mayoría de edad de los hijos, sino que queda supeditada a que éstos finalicen sus estudios y sean económicamente independientes. Obviamente existen casos en los que dicha pensión puede extinguirse si se acredita que los hijos mayores no rinden en sus estudios ni tampoco hacen nada por incorporarse al mercado de trabajo.

10. ¿Cómo planteo el divorcio en el ámbito familiar?

Una vez tomada la decisión de romper definitivamente la relación de pareja, es interesante contar con el apoyo de algún amigo o familiar para ir avanzando en los cambios que dicha ruptura suponen. A la hora de plantear el divorcio a los hijos la situación se complica un poco, especialmente a ciertas edades, por lo que te invito a leer el artículo sobre cómo contar a los hijos que nos divorciamos, en el que se plantean una serie de tips a tener en cuenta para afrontar esta nueva situación familiar.


Debes tener en cuenta que todas las cuestiones anteriores se han resuelto de manera genérica, no obstante hay que tener en cuenta que no cada pareja es diferente y por tanto las rupturas no pueden ser todas iguales, por lo que si lo deseas puedes pedir cita sin compromiso y realizar una consulta sobre tu caso concreto para resolver todas tus dudas acerca del divorcio o ruptura de pareja.

¡Si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo en tus redes sociales!

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar