¿Qué es un punto de encuentro familiar?

Descubre las principales características...

Publicado: 30 Abril 2018

Tras la ruptura, en muchas ocasiones la relación con nuestra expareja no es fácil, o simplemente es inexistente, y ello puede ser perjudicial cuando existen hijos comunes para cumplir con las medidas que se han adoptado en la sentencia dictada por el juez. No olvidemos que salvo excepciones los hijos tienen el derecho de relacionarse directamente con sus padres y mantener un contacto con ellos de forma regular.

Por este motivo, principalmente, se han creado los Puntos de Encuentro Familiar. Son espacios gratuitos destinados a hacer posible el encuentro entre el menor y el progenitor que no tiene su custodia, especialmente en los casos en que el cumplimiento del régimen de visitas sea difícil o conflictivo.

Esta intervención será de carácter temporal, siguiendo, en todo caso, las indicaciones que establezca la autoridad judicial competente.

En los Puntos de Encuentro, los progenitores pueden realizar:

  • Entregas y recogidas: los familiares acuden al servicio para entregar o recoger al menor en el desarrollo del régimen de visitas establecido.
  • Visitas tuteladas: progenitor y menor realizan la visita bajo la presencia de un profesional que en todo momento que se encargará de guiar y apoyar sus roles y tareas.
  • Visitas no tuteladas: la visita entre progenitor y menor transcurre en el centro pero sin la intervención directa de un profesional.

Las visitas no van a necesitar siempre supervisión en el momento de su desarrollo, sino que dependerá de las necesidades de cada caso concreto y del riesgo e impacto emocional que pueden llegar a tener en el menor.

Hablamos, por tanto, de un servicio atendido por un equipo psicosocial, que persigue proteger al menor de un conflicto que no le pertenece y que puede repercutir negativamente en su desarrollo y en la formación de su identidad. Dicho equipo hará un seguimiento de cómo se desarrollan estas visitas, observando la interacción del menor y su progenitor. También podrán intervenir como mediadores cuando sea necesario llegar a acuerdos entre los padres en lo relativo al régimen de visitas. Dicho seguimiento y mediación se formalizará en un informe que se presenta en el Juzgado, y conforme indique el equipo psicosocial y el propio Juez dichas visitas podrán ampliarse o reducirse en beneficio del menor.

¿Qué razones existen para adoptar este sistema?

Se busca proteger el interés del menor, velando por la seguridad y el bienestar del mismo, es decir, dicho sistema se recomiendo ante situaciones como las siguientes:

  • Conflictos a la hora de entregar al menor al otro progenitor y evitar así que el menor viva situaciones desagradables o violentas y/o discusiones entre los padres que no deberían presenciar bajo ningún concepto.
  • Cuando hay incumplimientos constantes en el régimen de visitas por parte de uno de los progenitores perturbándose así la estabilidad del menor que se va a ver privado, sin explicación alguna o con una explicación incorrecta e incluso, en ocasiones, hasta “dañina”, de las estancias con uno de sus progenitores.
  • En los casos en los que la relación entre los hijos y sus padres tenga que ser gradual, como, por ejemplo, si han estado distanciados durante un largo periodo o si el hijo no conoce a su padre o tiene pocos recuerdos de él.
  • Cuando uno de los padres padece una enfermedad mental o alguna adicción que haga aconsejable que las visitas con sus hijos se hagan a través de la intervención de profesionales.
  • Casos en los que existan órdenes de protección (alejamiento) o cuando uno de los progenitores se oponga a que la relación de los menores con el otro se produzca (recordar en este punto que es importante para los hijos mantener la relación con ambos progenitores, salvo casos de extrema gravedad).

¿Cómo funcionan?

De forma previa a la intervención, los profesionales se pondrán en contacto con los padres para concertar una entrevista y una visita al centro. El objetivo es crear un clima de confianza y seguridad, así como informar sobre las fechas y horarios y sobre cómo se van a desarrollar las visitas.

La dinámica suele ser la siguiente:

  • Para el caso de recogidas y entregas, el progenitor que tiene la custodia deja al menor en el centro y el otro lo recoge sin que haya un contacto entre ellos.
  • Si son visitas no tuteladas, el progenitor que tiene que cumplir con estas visitas podrá llevarse al menor fuera del centro y deberá reintegrarlo a la hora indicada.
  • Cuando se trate de visitas tuteladas, las mismas se desarrollará en las instalaciones del Punto de Encuentro. Para ello, existen espacios habilitados donde los menores y sus progenitores pueden jugar o realizar actividades.

Las personas que ejercen su derecho de visita en estos centros deben aportar todos los bienes y objetos personales que sean necesarios según la edad del menor para que la visita se desarrolle con la mayor normalidad posible, como pañales, comida, ropa, juegos, etc.

¿Cuándo finaliza la intervención?

Ya sea por finalización del plazo acordado, a propuesta del equipo psicosocial o bien por decisión judicial. En todo caso se deberá demostrar que las relaciones se han normalizado y que no existe conflicto entre los padres para seguir el régimen de visitas de forma independiente, o bien que tras los intentos realizados y dados los resultados, lo mejor para el menor es dejar de realizar dichas visitas.

En Baleares, los Puntos de Encuentro Familiares están ubicados en las ciudades de Palma, Inca, Mahón e Ibiza y dependen de la Consellería de Salud, Familia y Bienestar Social del Govern.

Para terminar, como ya hemos comentado anteriormente, el acceso al Punto de Encuentro viene determinado por orden del Juez, que puede darse bien en el momento de la separación o divorcio, o bien en cualquier modificación de medidas posterior motivada por un cambio de circunstancias que hagan necesario el uso de este servicio para el bienestar del menor.

Esperamos haber aclarado algunas dudas sobre lo que son los Puntos de Encuentro Familiar y para qué se utilizan. Si deseas más información o crees que necesitas acceder a un punto de encuentro puedes contactar con nosotros mediante el formulario que verás a continuación.

¡Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales!

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar