El acoso escolar o "bullying"

¿Qué es y qué podemos hacer?

Publicado: 25 Septiembre 2018

El acoso escolar (en inglés bullying), es un fenómeno aun presente por desgracia en nuestra sociedad y del que cualquier alumno puede ser víctima, en muchas ocasiones sin motivo alguno, y en otras por el simple hecho de pertenecer a un grupo religioso, étnico o cultural concreto.

Según datos de UNICEF, un 16,7% de niños de 13 a 14 años dice haber sufrido acoso escolar. Además, los casos recogidos como graves de bullying aumentan cada año en torno a un 20%, habiéndose registrado en 2017 un total de 1.475 casos.

¿Qué tipos de acoso existen?

  • Acoso verbal: es la forma más habitual de bullying, mediante insultos, motes, humillaciones.
  • Acoso psicológico: se trata de inferir miedo a la víctima bajo amenazas o chantajes.
  • Acoso físico: agresiones.
  • Ciberacoso o ciberbullying: los ataques se realizan a través de las nuevas tecnologías, por ejemplo en redes sociales, consistentes en agresiones verbales, suplantaciones de identidad.

Según un estudio realizado por la Universidad de Oviedo, la navegación por Internet, el uso de redes sociales y de programas de mensajería son factores de riesgo significativos.

¿Qué dice la ley?

El Código Penal no recoge explícitamente ningún delito o falta para el acoso escolar, por lo que este tipo de conductas se enmarcarían en el delito de trato degradante del art. 173.1, siempre y cuando se trate de mayores de 18 años, castigando estos comportamientos con hasta 2 años de prisión.

Sin embargo lo habitual es que nos encontremos ante un acosador menor de edad. En este punto si es mayor de 14 años, mediante la correspondiente denuncia será la Fiscalía de Menores quien se haga cargo del asunto, aplicando la Ley Orgánica de Responsabilidad Penal del Menor, donde se recoge, para los casos más graves, la posibilidad de aplicar el internamiento en un centro de menores. El más conocido en Mallorca es "Es Pinaret".

En el caso de que el acosador tenga menos de 14 años, y debido a su condición de inimputables, la Fiscalía buscará la solución más adecuada a fin de valorar la situación, siendo fundamental el apoyo de los centros educativos, ya sea a la hora de combatir esta problemática como, especialmente, para prevenir que se sucedan estos episodios.

La importancia de los centros educativos

Ante un acosador de menos de 14 años, aparentemente no podemos hacer gran cosa a nivel jurídico, pero sí podemos tomar otras medidas, especialmente en el propio centro escolar donde se producen los hechos.

Los centros escolares no solamente son los lugares encargados de impartir la correspondiente enseñanza a nuestros hijos, sino que en estos centros deben existir normas que no permitan la violencia y que a su vez favorezcan la integración de aquellos alumnos que son rechazados.

El centro escolar tiene el deber de velar por la seguridad e integridad de sus alumnos, y para ello, existen una serie de medidas para intervenir en los casos de acoso escolar:

  • Con la víctima: programas para reforzar su autoestima, atención individualizada, apoyo entre compañeros, asistencia psicológica.
  • Con el agresor: diálogo para concienciarles de su actitud negativa, reuniones con la familia, estrategias de modificación de conducta, asistencia psicológica.
  • Medidas generales: cambios en la organización de la clase/horarios, incremento de vigilancia en pasillos y patios.

En definitiva, medidas encaminadas a salvaguardar la convivencia pacífica en el colegio, ya que como se puede apreciar, estos protocolos tienen un enfoque educativo y no punitivo, buscando no tanto culpabilizar sino responsabilizar.

En Baleares, desde el año 2016, todos los centros educativos cuentan con protocolos de acoso escolar, siendo ésta una iniciativa apoyada por las Administraciones Públicas a través del "Instituto por la Convivencia y el Éxito Escolar" (Convivèxit), cuyo enlace encontrarás aquí, para tener más información.

¿Qué hacer ante un caso de bullying?

En primer lugar, tanto si eres la víctima como si eres un tercero con conocimiento de los hechos, no te quedes de brazos cruzados e informa a la familia y al centro escolar.

Si nos encontramos ante un acosador mayor de 14 años se debe interponer la correspondiente denuncia para que el Fiscal proceda a investigar el caso y tomar las medidas pertinentes.

Si el acosador es menor de 14 años será el propio centro escolar quién tome las medidas para solucionar el caso de acoso, hablando con ambas familias e interviniendo con los menores implicados, y si ello no fuera suficiente se informará a Fiscalía para que actúe en el caso concreto.

Si deseas más información o tu hijo sufre acoso escolar puedes contactar con nosotros mediante el formulario que verás a continuación.

¡Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales!

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar