¿Miedo a los Okupas?

A continuación unos consejos para intentar evitarlos...

Publicado: 01 Junio 2018

Cada día vemos en las noticias el aumento de viviendas ocupadas, y ello es consecuencia de la dificultad que tiene una gran parte de la población para obtener una vivienda digna. Además el movimiento okupa va más allá, plasmándose como un fenómeno sociocultural en contra de la especulación inmobiliaria y como una forma de defender el derecho a la vivienda de todos los ciudadanos, independientemente de sus posibilidades económicas. Sus partidarios ocupan inmuebles vacíos para residir en ellos o para convertirlos en centros sociales o culturales.

Los "okupas", son aquellas personas que entran ilegalmente a ocupar una vivienda sin ningún título de propiedad ni alquiler que lo habilite para estar ni vivir en dicho domicilio, constituyendo una violación de la propiedad privada.

¿Cómo evito que entren okupas en mi propiedad?

La mejor fórmula es el sentido común. Las personas que tienen intención de ocupar una vivienda la vigilan durante un tiempo para comprobar que realmente no vive nadie en su interior, ya que si los pillan infraganti serán detenidos por la policía.

Por tanto, es muy recomendable que visitemos nuestra propiedad con cierta frecuencia para comprobar que todo está en orden. Es muy útil programar varias luces para que se enciendan y apaguen a determinadas horas, ir a abrir y cerrar persianas de forma alternativa a fin de que no se vea la vivienda abandonada.

buzon lleno

También hay que prestar atención al estado visible de la casa, que se mantenga en un estado correcto de conservación y limpieza, que el buzón este vacío y cerrado con llave, etc.

Si vamos a permanecer fuera por un tiempo, es recomendable que algún familiar, vecino de confianza o algún amigo vayan de vez en cuando por la vivienda.

Todos estos consejos son útiles tanto para evitar posibles robos como la ocupación de nuestra vivienda, puesto que si la ven habitada es menos probable que se arriesguen a ser pillados.

¿Qué hago si encuentro okupas en mi casa?

Si a pesar de todas las precauciones posibles, personas ajenas a tu voluntad se han colado en tu vivienda y han pasado a residir ahí, sintiéndolo mucho, el modo correcto de echarlos es mediante un procedimiento de desahucio por precario que lamentablemente puede tardar varios meses en resolverse y poder recuperar la posesión de la propiedad.

Existen múltiples páginas dónde puedes encontrar otros métodos para recuperar tu vivienda, como por ejemplo reocupar la vivienda del mismo modo que lo han hecho los okupas (pero ojo porque si te pillan estarías cometiendo un allanamiento de morada), negociar con los okupas para que desalojen la vivienda a cambio de un determinado importe (no suele funcionar, la mayoría de ellos no quiere dinero sino una vivienda), etc. Sin embargo como abogados desaconsejamos por completo cualquier modo de echar a los okupas diferente a la orden judicial, siendo lo adecuado a pesar de su lentitud esperar a que el procedimiento judicial se resuelva.

¿Puedo cortar la luz, el gas y el agua a los okupas?

propietario manipulando contador

Si en el momento en que te ocupan la vivienda estás al corriente de pago de los suministros, manipular los contadores por tu cuenta, o dejar de pagar para que los cancelen no es una buena opción, ya que se podría considerar un delito de coacciones.

La coacción consiste en llevar a cabo una acción con el objetivo de que quién la percibe actúe de una forma concreta. Actuar de este modo puede acarrear consecuencias graves para ti que pueden variar en sanciones de multa o hasta tres años de prisión.

¿Derecho penal o derecho civil para recuperar la posesión?

Respecto la vía penal, el procedimiento se inicia mediante denuncia ante la policía, y si se puede demostrar que las personas que han ocupado el inmueble llevan menos de 48 horas en el domicilio, la policía los puede desalojar sin orden judicial. Si ya han pasado las primeras 48 horas desde la ocupación ilegal, la denuncia se tramitará en el juzgado correspondiente por la comisión de un delito de usurpación, si el domicilio no constituía una vivienda habitual, o bien, por un delito de allanamiento de morada si se trataba de una vivienda habitual. La sanción por estos delitos puede ir de una multa a penas de prisión de hasta cuatro años.

Si nos enteramos de que la vivienda ha sido ocupada hace ya algún tiempo, entonces lo recomendable es la vía civil, debiendo instar un procedimiento de desahucio por precario. Dicho procedimiento puede durar varios meses o incluso años dependiendo de la carga de trabajo del Juzgado. A pesar de ello, es el trámite adecuado para recuperar la posesión de la vivienda, no te tomes la justicia por tu mano ya que si sale mal habrá consecuencias para ti.

Si tienes alguna duda, contacta con nuestro despacho y te asesoraremos sobre qué hacer en tu caso.

¡Si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo en tus redes sociales!

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar